• Complejo ATICA Edificio 5, Madrid
  • 91 005 23 94
  • info@crmparaempresas.es
La pirámide de la fidelización
Usted está aquí: Inicio \ Sin categoría \ La pirámide de la fidelización
15 noviembre 2018 - 11:53, por , en Sin categoría, Comentarios desactivados

Cada vez es más importarte crear estrategias y herramientas que ayuden a la fidelización de los clientes. En la Era de Internet, conseguir que un cliente se quede contigo, en lugar de ir a la competencia, parece misión imposible. Para conseguir la fidelización que estás deseando, una de las mejores acciones que puedes llevar a cabo es incorporar un sistema de CRM en tu negocio.

La pirámide invertida de la fidelización

Si lo que quieres es conseguir fidelizar a tus clientes, una metodología muy utilizada es la pirámide invertida de la fidelización. De este modo, se consigue mantener al día la base de datos de cada cliente. De este modo, conseguirás tener toda la información de cada usuario correcta, dependiendo del departamento. ¿Quieres ver cuál es el mejor método de mantener la constante actualización?

  • Para conseguir una buena base de datos, el primer paso importante es el registro. En este punto se buscan clientes potenciales a través de métodos de marketing: e-mail marketing, encuestas, redes sociales… La idea es conseguir que se registren en nuestra página.
  • Identificación. Lo realmente importante es que tengas los datos suficientes para identificar al usuario: nombre, ciudad, número de teléfono, dirección… Con todos estos datos podrás tener un trato más cercano y hablarles de tú a tú. Es un paso necesario para conseguir la fidelización.
  • Clasificación. Divide a los clientes según categorías para tener localizados cuáles son los que más compran y cuáles los que menos.
  • Interacción. Mantener una constante comunicación con los clientes hace que estos estén mucho más contentos. Da una impresión de empresa preocupada por los clientes y sus necesidades, lo que puede terminar convirtiendo en venta.
  • Diferenciación. Es necesario que tengas conocimiento de los productos que le interesan a cada cliente. De este modo, podrás diferenciarlos por gustos y ofrecerles estrategias más centradas.
  • Segmentación. Con la incorporación de un CRM en tu empresa, podrás segmentar a los clientes por grupos y ofrecerles diferentes servicios o productos dependiendo de sus necesidades e intereses.

Si te decides a instaurar un buen CRM a medida en tu negocio, conseguirás los datos de una manera más sencilla. Además, la base de datos se encontrará más optimizada y tendrás una mejor segmentación. Si empleas bien todos los datos conseguidos, conseguirás lo máximo de tus clientes.

 

Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.