• Complejo ATICA Edificio 5, Madrid
  • 91 005 23 94
  • info@crmparaempresas.es
Los errores más comunes al implantar un CRM
Usted está aquí: Inicio \ Sin categoría \ Los errores más comunes al implantar un CRM
10 julio 2019 - 8:21, por , en Sin categoría, Comentarios desactivados

Cada vez es más normal que las empresas descubran la necesidad de tener almacenada la información relativa a la actividad que se produce centro. Sobre todo cuando esta información hace referencia a los clientes. Es importante estar siempre alertas a lo que los consumidores necesitan y demandan, para poder ofrecerles el mejor servicio. Precisamente, para no perder este tipo de información, las empresas instauran un sistema de CRM. Estos son programas en la nube donde queda registrada la información y a la que pueden acceder los diferentes departamentos.

Son muchos los beneficios que proporciona un CRM. Sin embargo, muchas empresas no lo aprovechan al máximo debido a los errores a la hora de implementarlo. Si quieres sacar la máxima rentabilidad a tu CRM, te contamos los errores de implementación más comunes.

Errores de implementación de CRM

En primer lugar debemos prestar atención a la planificación estratégica. Implementar un CRM en relación a los clientes sin tener una estrategia puede ser uno de los primeros errores. Es necesario realizar anteriormente un estudio de mercado y conocer el target o público objetivo de la empresa.

En segundo lugar, el CRM se debe adaptar a la organización y no al revés. Es necesario realizar ciertos cambios y matizar ciertos detalles. Es importante comunicar a todos los empleados el nuevo rumbo que va a tomar la empresa. Por eso, es importante hacer una  buena gestión de la comunicación interna.

Entre los errores a la hora de implementar un CRM destacan los tecnológicos. Es necesario que la empresa esté adaptada a la era digital para que el software funcione adecuadamente. Esta es la forma de conseguir una buena información.

La estrategia comerciar deberá caracterizarse también. Deberá ser comunicativa, educativa y atractiva.

Por último, no adaptar el CRM a las necesidades de los clientes puede ser uno de los errores más graves. Hay que pensar más en los clientes que en nosotros y, por eso, una buena idea es tener un CRM personalizado y a medida.

Sobre el autor

Los comentarios están cerrados aquí.